diumenge, 29 de novembre de 2015

Pederastas en familia


Los abusos sexuales a menores están protagonizados muchas veces por personas del entorno inmediato de los y las menores, familiares o personas cercanas a la familia. Suele empezar cuando los niños tienen una edad media de 11 años y los tienen amenazados y engatusados con regalos. Por estos motivos las víctimas tardan mucho en denunciarlos.

Todos los delincuentes sexuales recurren a las mismas amenazas siempre, logrando su objetivo; “si lo cuentas no te van a creer” o “si lo cuentas me iré de casa y la familia sufrirá por tu culpa”>.

Los pederastas habitualmente son hombres que están en paro y comenten el abuso cuando su pareja, la madre de la víctima, está trabajando. Las víctimas que sufren este tipo de delitos sufren un tormento que se manifiesta en episodios de depresión, ansiedad, un bajo rendimiento escolar, pérdida de autoestima, incapacidad para olvidar lo vivido y miedo a la figura masculina.

En la pederastia se puede identificar como actores a los hombres que abusan (sexualmente) de las víctimas que son menores.

Los conflictos que hay en esta sociedad no son sólo las guerras, sino que se presentan en la vida cotidiana y estos deberían ser atendidos con un interés de la misma magnitud que los conflictos bélicos. Las causas que provocan estos hechos serían la poca intervención del Estado para castigar a los culpables. Estos casos deberían ser investigados profundamente y llevados a la justicia. La ley tendría que condenar a un pederasta igual que a un criminal.

Nikol Pita
4t E ESO

Enlace: El Periódico

Cap comentari:

Publica un comentari